fbpx




De regreso en Providencia

Panoramic Providencia Island

Viajando a Providencia en el Caribe

Luego de exactamente 2 años de haber visitado Providencia por primera vez, decidí regresar a esta hermosa isla. Al igual que en mi anterior viaje, esta vez tampoco iba de vacaciones, y aunque la última vez dije que regresaría en avión y con una hermosa mujer a mi lado, solo pude hacer realidad lo primero.

Me quedé en la casa de Mariela, en “Brisa del Sur”, ubicada en Southwest Beach y a solo 10 minutos a pie de la playa más linda de la isla. Sin embargo, cuando llegué no imaginé que tendría tiempo para ir a nadar.

El mismo día que llegué recibí una invitación del hotel “Deep Blue”, el mejor hotel de la isla. El hotel es muy bonito y tiene un restaurante construido sobre el agua. Ubicado en la costa noreste, el hotel ofrece hermosas vistas hacia Cayo Cangrejo y, gracias a su ubicación geográfica, sopla constantemente una deliciosa brisa. Esto no sólo ayuda a refrescar el ambiente, sino también a alejar a los molestos mosquitos.

Crab Cay Providencia Island

Mi conversación con el director de turismo de la isla me aclaró muchas cosas. Resulta que, para conservar la cultura y las tradiciones de la isla, se han implementado varias medidas: ya no se permitirán más vehículos, habrá más regulación migratoria, no se construirán más hoteles durante los próximos 20 años y los proveedores de alojamiento deberán cumplir con una serie de requisitos. Sólo los isleños podrán hacer negocios en la isla, incluyendo los hoteles. Estas medidas pueden resultar problemáticas, ya que muchos hoteles requieren más inversión con urgencia. Dado que casi nadie invierte sin ejercer control, no estoy seguro de que se puedan alcanzar los objetivos que exige el turismo de calidad.

En la mañana del cuarto día, me levanté temprano para escalar la montaña más alta de la isla. Quería tomar unas buenas fotos y, además, un poco de ejercicio no le hace daño a nadie. “La cima está a cuatro horas de caminata”, me dijo el guía local antes de subir. Cuando le pregunté si tenía buen físico, me respondió que era tan rápido como un rayo, pero a mitad de camino ya no se veía tan entusiasmado. Después de 40 minutos, ya me encontraba en la cima disfrutando de la maravillosa vista que quería y tomando muchas fotos. Cuando finalmente Eusebio, el guía local, logró llegar, aún tenía suficiente motivación para darme una entrevista. En general, he descubierto que la definición de velocidad es muy diferente en la isla que en el resto del país.

Beach Providencia

De vuelta a mi alojamiento con Mariela, esperaba con ansias mi comida en Southwest Beach. El pescado fresco y los platos mixtos con pescado que sirven aquí son fenomenales. Sentado en la playa, a 5 metros del agua con una maravillosa vista al mar, difícilmente podía imaginarme algo más hermoso. Por la noche, el marido de Mariela tocó música isleña en el acordeón.

Después de 5 días en Providencia, sólo 10 minutos en el agua y varios días ocupados, me sentí feliz de abordar el avión de regreso a Bogotá. Providencia es definitivamente uno de los mejores lugares para vacacionar en Colombia, disfrutando de los hermosos alrededores y del pescado fresco. Y de nuevo retomo el mismo deseo de hace 2 años: para la próxima, vendré acompañado de una hermosa chica.

Sunset Providencia

Diciembre 2017

Blog Frank Spitzer

2019-01-25T17:04:11+00:00

Deje su comentario