Fin de año en Cartagena

Last updated on January 23rd, 2021 at 07:33 pm

Querido lector:
Mi nombre es Frank y tengo una agencia de viajes con sede en Bogotá, Colombia. ¡Diviértete leyendo!

Fin de año en Cartagena

Admito que uno de los beneficios secundarios de mi trabajo son los viajes, los cuales me puedo permitir planearlos yo mismo. Muchas veces había escuchado de amigos y conocidos que en la víspera de año nuevo Cartagena es una de las mejores ciudades de Colombia para visitar.  Como siempre, no serían vacaciones, más esta vez decidí que iba a relajarme un poco.

Cartagena es caliente a finales de diciembre, como siempre, pero esta vez el calor sofocante se calmaba en la noche en comparación a mis visitas anteriores. Y a pesar de que Cartagena tiene algunos de los lugares más famosos en Colombia, y que por ello hay muchos visitantes en la ciudad, no se tiene la sensación de estar abarrotado de gente. Las luces navideñas irradian una atmósfera muy mágica en la noche.

Llegué el 30 de diciembre, y aproveché el resto del día para encontrarme con algunos conocidos, pues las relaciones deben ser cultivadas. Ale, una joven venezolana que conozco desde hace mucho, me contó varias cosas interesantes. Su visa ha caducado y ella vive por el momento de ilegal en Colombia. Sin embargo, esto no trae ninguna consecuencia, pues aparentemente la mayoría de venezolanos en Colombia no tienen los papeles necesarios. Lo anterior, a raíz de la crisis en el país vecino y también a causa de una indiferencia colectiva.  Dado que mi amiga habla inglés, es contratada frecuentemente como guía turística. Guías turísticos que dominen una segunda lengua son escasos en la turística Cartagena para el año 2018.

El 31 de diciembre visité un club playero en Tierra Bomba, una de las islas cercanas a la ciudad. Blue Apple se encuentra a 30 minutos en bote. Es una buena alternativa para escapar del calor de la ciudad durante el día. Diferentes sillas y camas playeras se encuentran adentro y alrededor de la propiedad, de tal forma que la piscina se encuentra en el centro. La playa, no obstante, no merece tal nombre, pues apenas si existe algo de arena. El anuncio de mi visita en el club y en la organización fue algo engorroso.  De ahí pude determinar que no cuentan con una estructura administrativa en el lugar. Solicité tres veces una reunión con la directora, sin obtener éxito. Sin embargo, cuando pagué y poco antes de mi partida, ella tuvo la idea de hablar conmigo y aclararme la infraestructura.  Los jóvenes locales que se encargan del servicio fueron, a pesar de estas circunstancias, excepcionalmente profesionales y a los huéspedes no les faltó nada. Personalmente no encontré la comida muy impresionante, a pesar de que es muy elogiada por internet.

Celebración de año nuevo en Cartagena

¡Ahora se anunció la fiesta de año nuevo! En el centro histórico se colocaron mesas y tarimas para la presentación de bandas. La víspera de año nuevo en Cartagena es un enorme festival al aire libre. El código de vestimenta es en general el color blanco. No puedo recomendar ir de forma espontánea a cenar, pues todos los locales se encuentran reservados.

A media noche se aglomeró la multitud en la ciudad amurallada y al frente de la entrada principal de la ciudad. Hubo fuegos pirotécnicos, brindis y besos. Sin embargo, aquél que espere pirotecnia como en Sídney, se decepcionará. Según mi reloj, el espectáculo pirotécnico duró ocho minutos, tiempo después del cual los cohetes silbaban esporádicamente en el cielo.  Quien tenga suficiente energía y se encuentre de humor para festejar, puede bailar la noche entera hasta la madrugada, ¡Los colombianos están celebrando!

Nuevo año en la hermosa Cartagena

El primero de enero visité otro club playero. Fenix ​​se encuentra en la misma isla, pero en el lado frente a Cartagena. Debido a información desactualizada, me encontré en el puerto equivocado y, a pesar de mis llamadas, el bote no me esperó. Cuando el encargado me dijo que tenía que esperar una hora por el siguiente bote, expresé mi ira y observé que, para mi sorpresa, cruzamos con dos personas.  Fenix es para mí un club playero como uno se imaginaría. Es espacioso, tiene una generosa playa y tiene capacidad para 200 personas, e incluso, con esa cantidad de gente no se ve lleno. Además, se puede apreciar a Cartagena en la lejanía. Los propietarios (jóvenes colombianos) se encontraban en el lugar y tuve con ellos una animada conversación.

La última mañana en Cartagena quise consentirme un poco, luego de la satisfacción del trabajo hecho. Así que visité el café Mila Vargas. El local es grande, acondicionado a la perfección y mi expectativa era igual de grande.  El servicio es, no obstante, bastante miserable. Los meseros tienen cara de tragedia y hablan muy poco, la orden tarda una eternidad y la comida carece de gusto. Una completa lástima para un local tan bello. Empeñado en encontrar un final feliz a mi viaje, me dirigí al Epoca Espresso Bar. El café aquí es sin duda alguna, uno de los mejores de la ciudad y el personal está bien entrenado.

Cuatro días de fin de año en Cartagena y mis expectativas fueron superadas. Puedo recomendar altamente esta grata experiencia en el Caribe colombiano. Encontrará más información sobre sitios y actividades en Cartagena en nuestra información turística de Cartagena. Como estamos especializados en viajes personalizados a Colombia, estaremos más que felices de organizar también su viaje. Y si está interesado en jugar golf en Cartagena o en otro lugar de Colombia, también estamos especializados en viajes de golf a Colombia.

Querido lector

¿Te gustó nuestro contenido? Te invitamos a compartirlo y a difundir el mensaje de que Colombia es uno de los más bellos países en el mundo.

Leave a Reply