Cómo llegar de Bogotá al Desierto de la Tatacoa y San Agustín en carro

Last updated on January 23rd, 2021 at 07:37 pm

Querido lector:
Mi nombre es Frank y tengo una agencia de viajes con sede en Bogotá, Colombia. ¡Diviértete leyendo!

Cómo llegar de Bogotá al Desierto de la Tatacoa

El 3 de mayo de 2017, nos fuimos con mi empleado Sebastián a explorar el sur de Colombia a probar el potencial turístico y conocer otros lugares en Colombia; un tour que nos permitió descubrir cosas fascinantes. Nuestro viaje nos llevó primero al desierto de la Tatacoa, que se encuentra a unos 300 km al sur de Bogotá en el departamento del Huila. Debido al “Pico y Placa”, que es una medida para restringir el número de vehículos que circulan en la ciudad, tuvimos que salir de Bogotá antes de las 6 de la mañana. Salimos a las 5:15 aunque, para nuestro asombro, nos vimos atascados en el tráfico a esa hora. Debo mencionar que la salida de Bogotá hacia el sur está siempre llena de tráfico y constantemente es un curso intensivo de paciencia para los conductores. Un poco después de las seis de la mañana, logramos al fin salir de la ciudad. El tráfico mejoró, sin embargo, recordé que muchos camiones y vehículos de carga se adelantan en la carretera que tiene un sólo carril, como si jugaran a saltar y correr en la vía.

Un desierto en medio de las montañas de Colombia

Sebastián nos guio por la entrada trasera del desierto en vez de por la ruta principal. Eso fue mucho más interesante, aunque mucho más lento. En esta zona hay granjas piscícolas, cuya producción se exporta en su mayoría a los Estados Unidos. El agua requerida para la crianza se obtiene de un rio cercano que ha sido desviado. Impresionantemente, se podía observar cómo la temperatura aumentaba constantemente hasta alcanzar los 38 grados centígrados. El desierto de la Tatacoa no es un desierto típico como el del Sahara, más bien me recuerda a una especie de paisaje lunar, donde al parecer también hay microclimas. Incluso hay crianza de ganado y cultivos agrícolas. Además, hay un observatorio astronómico y una piscina. La región me gustó mucho, no obstante, muy caliente para mí.

En Villavieja, el pueblo más cercano, nos pusimos por fin a buscar guías locales y hoteles, así como posibles ofertas turísticas en la región. Entablamos contacto con un hombre muy interesante, pero muy charlatán. Ricardo se presentó como la persona competente de la región en materia de turismo. Él no tenía papeles que certificaran su profesión, pero aun así nos contó muchas historias sobre sus experiencias pasadas en el campo. Según él, tiene licencia para operar turismo de toda clase.  Además, se calificó a sí mismo como experto en compra y venta de carros, especialista en inmuebles, ganadero y cualificado en muchos otros campos.  En las siguientes semanas nos llamó casi a diario; infortunadamente se nos desapareció su tarjeta de manera inexplicable durante nuestro viaje;-) (nótese el sarcasmo).

Decidimos continuar nuestro viaje y pasar la noche en Neiva, la capital del Huila. El calor allí también es muy fuerte y tuvimos que refrescarnos en la noche con cerveza fría. Al día siguiente recibimos información de las autoridades turísticas.  Así mismo, en Neiva hay algunos hoteles interesantes. Por lo demás, el potencial para el turismo internacional es limitado. Para el día siguiente estaba programado un concurso de belleza y ya me podía imaginar viendo mujeres hermosas revoloteando de un lado al otro.  Lamentablemente, nos pasamos el concurso debido a nuestra apretada agenda y debimos continuar nuestro viaje en dirección al sur. Sin embargo, estuve triste por muchos días.

Uno de los mejores lugares arqueológicos en Colombia

Alrededor de 300 km al sur queda San Agustín, uno de los lugares arqueológicos en Colombia más emblemáticos, por sus excavaciones arqueológicas. Llegamos un cuarto después de las doce. El fin de semana se celebraron las fiestas del San Pedro, las cuales no pude conocer. De todas maneras, en la noche hubo hordas de jinetes en el lugar cabalgando alrededor del pueblo y tomando mucho alcohol.   Fue un completo caos, pero a la vez muy divertido. Al siguiente día nos encontramos con un guía local. Tiene más de 60, empezó a estudiar inglés hace algunos años, tiene mucho por contar y una personalidad arrolladora. Pasamos todo el día con él y visitamos varios sitios arqueológicos. Toda la infraestructura está construida de manera muy profesional y las abundantes esculturas de piedra me impresionaron bastante.

Puedo recomendarle San Agustín a cualquiera que tenga interés en la arqueología e historia durante sus viajes a Colombia. Yo no soy experto en esos campos, y aun así encontré el sitio muy interesante.

Encontrará más información sobre los lugares de interés en San Agustín en nuestra Información turística. Si está interesado en tener una experiencia de viaje colombiana única, no lo dude y contáctenos. ¿Tienes hambre de más? ¡Mira nuestra guía de viaje de Bogota!

Querido lector

¿Te gustó nuestro contenido? Te invitamos a compartirlo y a difundir el mensaje de que Colombia es uno de los más bellos países en el mundo.

Leave a Reply