Bailando salsa en Cali, Colombia

Last updated on January 23rd, 2021 at 07:32 pm

Querido lector:
Mi nombre es Frank y tengo una agencia de viajes con sede en Bogotá, Colombia. ¡Diviértete leyendo!

Bailando salsa en Cali

La primera vez que viajé a Cali fue en el 2011, y después de una semana de clases privadas con un bailarín (sí, con un hombre) ya podía inscribirme a un campeonato mundial de salsa. Cali es la capital del departamento del Cauca y a su vez una de las ciudades más grandes de Colombia. Debido a su cercanía a la costa pacífica, la proporción de personas de color es significativamente mayor que en otras regiones. Cali es conocida por tener uno de los índices de criminalidad más altos del país, pero también es conocido a nivel mundial por ser el lugar ideal a visitar por la salsa, música muy representativa de latinoamérica. Un taxista me diijo que todos en la ciudad podían bailar salsa. Como hombre, nunca se encontrará una mujer si no se sabe bailar.

Mis amigos y profesores de salsa, a quienes conocí en el 2011, reconstruyeron su vivienda e instalaron allí una sensacional escuela de baile. Ellos no solo ofrecen clases, también ofrecen shows con su grupo y compiten en concursos. Tuve una experiencia inolvidable en el 2011, cuando presencié junto con mis amigos una competencia de baile adolescente. Si se pudiera generar una fisión nuclear con solo emociones, estoy seguro de que la ciudad habría explotado.  Los niños y niñas mostraron presentaciones de un nivel muy alto, yo me quedé literalmente boquiabierto de asombro y seguí emocionado hasta el otro día.

Además de la salsa, la ciudad no tenía en ese entonces gran atracción para mí. Por lo tanto, organizamos reuniones con las autoridades de turismo para conocer eventualmente otras atracciones y actividades. Fue bastante curioso que los encargados de la administración turística tenían su propia oficina de viajes. Sentí que estaba entrando en un terreno extraño, pues para mí resultaba obvio un futuro conflicto de intereses. En otras ocasiones ya me había encontrado con situaciones idénticas o al menos muy parecidas. Teniendo en cuenta que Cali es una ciudad con millones de habitantes, nos pareció incluso más incomprensible la situación.

Cali, la capital de la salsa

La noche siguiente visitamos una presentación del grupo de baile. Debo confensar que tienen una buena actitud y los trajes a veces son extremadamente sexis. La última noche de nuestro viaje fuimos invitados a un conocido local, donde se celebró un concurso de baile abierto al público. Para nuestra dicha había más mujeres que hombres en el lugar. Las damas no titubeaban al momento de invitar a bailar a los hombres. Y también Sebastián, quien al principio se mostró un poco tímido en el lugar, poco tiempo después se prendió en candela y se mostró como un sólido bailarín. Yo, después de dos años sin practicar, tenía algo de dificultad en volver al ruedo.

Cali es un destino ideal para aprender a bailar salsa. Después de algunos días, ya se puede bailar un poco. De todos modos, tomé la decisión de dedicarle al menos una noche a la salsa tan pronto regresara a Bogotá.

Querido lector

¿Te gustó nuestro contenido? Te invitamos a compartirlo y a difundir el mensaje de que Colombia es uno de los más bellos países en el mundo.

Leave a Reply